52016Jun

El problema práctico al remplazar el texto del ‘método de pago’ por claves

Uso de claves de catálogo dificultará lectura de representaciones impresas. A partir del 5 de junio las facturas electrónicas deberán expresar, en muchos de los casos, el método de pago en forma de una clave predefinida por el SAT.

Hasta el 4 de junio los contribuyentes indicarían en su comprobante fiscal digital por Internet (CFDI) el método de pago utilizado en la liquidación de la operación amparada por ese comprobante, y para esto el estándar del CFDI contaba con un campo abierto de texto en donde cada contribuyente podía incluir leyendas libres como “cheque”, “depósito”, “transferencia electrónica”, etc., según sus usos y costumbre.

No obstante lo anterior, con la reforma a la Regla Miscelánea 2016 2.7.1.32., cuando el contribuyente no sea elegible para aplicar la facilidad de señalar la expresión “NA” en ese campo, deben utilizar las claves del método de pago que el Servicio de Administración Tributaria (SAT) ha establecido mediante un catálogo:

Clave Concepto
01 Efectivo
02 Cheque
03 Transferencia
04 Tarjetas de crédito
05 Monederos electrónicos
06 Dinero electrónico
07 Tarjetas digitales
08 Vales de despensa
09 Bienes
10 Servicio
11 Por cuenta de tercero
12 Dación en pago
13 Pago por subrogación
14 Pago por consignación
15 Condonación
16 Cancelación
17 Compensación
98 “NA”
99 Otros

El problema práctico que se presentará con la utilización de este catálogo es que en la representación impresa del CFDI, en el método de pago aparecerá una de las claves indicadas anteriormente (en número), y no el texto que indique de forma legible para el lector del documento, qué método de pago se utilizó; es decir, a la lectura del documento impreso no será fácil revisar que este dato se haya expresado de forma correcta.

Se puede pensar en hacer una adecuación al sistema de forma que en la estructura del XML el dato aparezca como se pide en la regla, utilizando las claves correspondientes, pero que al momento de generar la versión impresa, se pueda incluir un texto que, además de la clave, exprese específicamente lo que esa clave significa.

Esta alternativa, si bien no está normada en la actualidad, tampoco contraría a ninguna disposición fiscal, por lo que puede ser una opción viable.

En cualquiera de los casos, sería conveniente que la autoridad de forma expresa indique que esta alternativa es viable.