32016Jun

Informar el destino de saldo a favor de IVA en SDP ¿Es vinculante?

La información solicitada en el formato genera dudas.

Cuando el contribuyente obtiene un saldo a favor de Impuesto al Valor Agregado (IVA) en un mes, el formato de declaración en el Servicio de Declaraciones y Pagos (SDP), solicita se indique la manera en que este saldo se va a aplicar en un futuro.

Al resultar saldo a favor una vez capturados los números del mes, se habilita una nueva sección denominada “Datos para la devolución del saldo a favor de IVA”, dentro de la cual aparece una casilla de selección con la etiqueta “Opta por” y aparecen las opciones: Acreditamiento, compensación o devolución. El contribuyente debe indicar qué opción ejerce con respecto a ese saldo a favor.

En caso de seleccionar la opción devolución, deben indicarse los datos de la cuenta bancaria en la que se desea recibir el depósito de ese saldo.

Si el contribuyente no opta por devolución, seleccionará si desea compensar o acreditar este saldo.

Ahora bien, no siempre el contribuyente tiene la certeza de lo que hará con ese saldo, pues su acreditamiento, compensación o inclusive devolución, depende de los resultados y de las condiciones económicas y financieras de los siguientes meses, de los cuales nadie puede tener certeza.

Es en este tipo de situaciones cuando surge la duda sobre si el declarar en ese formato uno de estos destinos del saldo a favor es vinculante para el contribuyente; esto es, si el hecho de que el contribuyente señale “Acreditamiento”, en lugar de “Compensación”, le restringe la posibilidad de compensarlo en un futuro, quedando obligado a acreditarlo.

Al respecto cabe precisar que no existe disposición fiscal que obligue al contribuyente a definir el destino de ese saldo desde el preciso momento en que es declarado; esto es, el contribuyente declara el saldo a favor, y él puede optar por solicitar su devolución, acreditarlo o compensarlo posteriormente, cuando tenga necesidad de utilizarlo de una u otra forma, no hay norma que le obligue a definir su destino desde el momento en que se declara.

Si bien es cierto que el contribuyente está obligado a proporcionar la información que los formatos fiscales le soliciten, esto no quiere decir que al indicar el destino del saldo en el referido formato, quede obligado a aplicarlo de esa manera o que quede restringido para darle otro destino.

Inclusive, la propia Ley del IVA y su reglamento prevén que aun habiendo iniciado la aplicación del saldo mediante una de las opciones, de resultar un remanente, el contribuyente puede darle otra aplicación. Por ejemplo, si un contribuyente compensa un saldo y resulta un remanente, puede solicitarlo en devolución.

Esto confirma que el uso que se le dé a un saldo a favor del contribuyente queda a su discreción, y no queda atado al destino que en un momento dado se declaró.

Además de lo anterior, debe considerarse que la sección del formulario en donde se pide ese dato se denomina “Datos para la devolución del saldo a favor de IVA”, de lo que se desprende que los datos que se solicitan son precisamente para los casos en que el contribuyente selecciona la opción “Devolución”, y pueda de esa manera proporcionar los datos de la cuenta bancaria. En este contexto, el indicar una opción distinta como lo es “Acreditamiento” o “Compensación”, es simplemente para no llenar los datos de la cuenta bancaria y que el sistema pueda validar que los campos del formulario están completos, y no que se trate de hacer vinculante el destino que en ese momento se ha seleccionado.

De lo anterior se concluye que el hecho de indicar el destino del saldo a favor del IVA en el formato de declaración del SDP, no es vinculante para el contribuyente y puede posteriormente aplicarlo de forma distinta a lo informado. La aplicación que, en su caso, se haga deberá ser mediante alguno de los mecanismos que la ley prevé y sujetándose a los requisitos y supuestos previstos para cada caso en particular.