202016Jul

IVA en outsourcing: Dice el SAT que… ¡siempre sí!

La autoridad expresa un criterio, pero en sus revisiones aplica otro.

El 29 de abril de 2016 se publica en el Semanario Judicial de la Federación la tesis con el rubro “Valor agregado. La subcontratación laboral derivada de un contrato de prestación de servicios no está gravada por el impuesto relativo”, la cual indica que los servicios de outsourcing no son objeto del Impuesto al Valor Agregado (IVA).

La conclusión del juzgador se basa en que la Ley del IVA en su Artículo 14, fracción I, dispone que “no se considera prestación de servicios independientes la que se realiza de manera subordinada mediante el pago de una remuneración” y, por tanto, no es objeto del impuesto.

Para aseverar que se no se trata de prestación de servicios independientes, sino que se prestan de forma subordinada, argumenta que el Artículo 15-A de la Ley Federal del Trabajo (LFT), establece que en el régimen de la subcontratación, cuyas condiciones son las que se enlistan a continuación, el trabajador se ubica bajo una doble subordinación: A la empresa que constituye el lugar donde lleva a cabo las tareas encomendadas, a cuyas reglas de organización se sujeta, y a la que lo emplea directamente, con la cual establece su dependencia contractual, lo que significa que el trabajo que desempeña es subordinado, mediante el pago de una remuneración o salario que se cubre por conducto de un tercero.

Las condiciones referidas anteriormente, para que no exista una subordinación, son las siguientes:

No puede abarcar la totalidad de las actividades, iguales o similares que se desarrollen en el centro de trabajo
Debe justificarse por el carácter especializado de la actividad a realizar, y
No puede comprender tareas iguales o semejantes a las que realizan los trabajadores de la empresa contratante

Al no cumplir con todas estas condiciones, las erogaciones que se realizan con motivo del citado contrato de prestación de servicios, si bien tienen la apariencia de una contraprestación contractual, en realidad corresponden a una labor subordinada, según el criterio del juzgador.

Ahora bien, el Servicio de Administración Tributaria (SAT) ha estado rechazando el acreditamiento del IVA de estos servicios bajo el argumento expuesto anteriormente, en el sentido de que al no causarse el impuesto, no debe trasladarse, y si no debe trasladarse no se tiene derecho al acreditamiento.

Cambio de criterio
No obstante que la Corte ya ha resuelto a favor de la autoridad en este sentido, aunque aún este criterio no sea una jurisprudencia, la autoridad emite una información a través de su página de Internet señalando que su criterio es que estas operaciones sí causan IVA.

A continuación se transcribe el comunicado.

IVA en servicios de outsourcing
Considerando los recientes precedentes legales, en los cuales se establece que las erogaciones que se realicen, derivado de un contrato de prestación de servicios, son servicios personales subordinados, y por lo tanto no estarán gravados por la Ley del IVA.

En este sentido, ¿cuál es el criterio de la autoridad, respecto de este tipo de operaciones?

SAT (07/07/2016) El criterio de la autoridad es que la prestación de servicios que ofrecen las empresas a través del outsourcing está gravada a la tasa general de la Ley del IVA, por ubicarse en el supuesto previsto en el artículo 1, fracción II, en relación con el artículo 14, fracción I de dicha Ley.

Lo anterior, no obstante que se tiene conocimiento de la tesis emitida por el Quinto Tribunal Colegiado en Materia Administrativa del Tercer Circuito, publicada el 29 de abril de 2016 en el Semanario Judicial de la Federación.

Por lo anterior, aun cuando en sus revisiones el SAT está rechazando el acreditamiento de este impuesto, de forma abierta a través de comunicados públicos está informando que su criterio es que el impuesto sí se causa.