82015Dic

La responsabilidad fiscal de socios o accionistas

¿Cuándo y hasta cuánto son responsables los socios?

La materia de responsabilidad fiscal es sumamente trascendente.

Vamos a analizar en este breve estudio la responsabilidad solidaria de los socios o accionistas de las empresas en materia tributaria.

Código Fiscal de la Federación
El Código Fiscal de la Federación establece en la fracción X del artículo 26 el texto que enseguida se analiza:

X. Los socios o accionistas serán responsables solidarios:

  • Respecto de las contribuciones que se hubieran causado en relación a las actividades realizadas por la sociedad cuando tenían tal calidad…
  • … en la parte del interés fiscal que no alcance a ser garantizada con los bienes de la misma…
  • …exclusivamente en los casos en que dicha sociedad incurra en cualquiera de los supuestos a que se refieren los incisos a), b), c) y d) de la fracción III de este artículo…
  • sin que la responsabilidad exceda de la participación que tenía en el capital social de la sociedad durante el período o a la fecha de que se trate.

Hasta aquí, es claro que la responsabilidad está acotada a lo que se menciona en los incisos citados. Veamos qué es lo que establecen los mismos:

Casos en que es aplicable la solidaridad fiscal a los socios
La responsabilidad solidaria se generará cuando se dé cualquiera de los siguientes supuestos:

  • La persona moral no solicite su inscripción en el RFC.
  • Cambie su domicilio sin presentar el aviso correspondiente, cuando dicho cambio se efectúe después de que se le hubiera notificado el inicio del ejercicio de las facultades de comprobación y antes de que se haya notificado la resolución que se dicte con motivo de dicho ejercicio, o cuando el cambio se realice después de que se le hubiera notificado un crédito fiscal y antes de que éste se haya cubierto o hubiera quedado sin efectos.
  • No lleve contabilidad, la oculte o la destruya.
  • Desocupe el local donde tenga su domicilio fiscal, sin presentar el aviso de cambio de domicilio.

Normas de la Ley de Sociedades Mercantiles
La Ley General de Sociedades Mercantiles dispone para todas las sociedades que:

  • El nuevo socio de una sociedad ya constituida responde de todas las obligaciones sociales contraídas antes de su admisión, aun cuando se modifique la razón social o la denominación.
  • El socio que se separe o fuere excluido de una sociedad, quedará responsable para con los terceros, de todas las operaciones pendientes en el momento de la separación o exclusión.

Sin embargo, se establecen límites para la responsabilidad pecuniaria de los socios o accionistas en particular para las SA y las S de RL.

En la SA se indica:

  • Sociedad anónima es la que existe bajo una denominación y se compone exclusivamente de socios cuya obligación se limita al pago de sus acciones.

Y para las sociedades de responsabilidad limitada establece algo similar:

  • Sociedad de responsabilidad limitada es la que se constituye entre socios que solamente están obligados al pago de sus aportaciones, …

En virtud de lo anterior, es claro que los socios de esas sociedades mercantiles específicas sólo están obligados al pago de sus aportaciones, y hasta ahí llega su responsabilidad pecuniaria, en cuanto a sociedad.

Límites en materia fiscal
No obstante lo anterior, en materia fiscal, a partir de 2014 se establece en las disposiciones del CFF obligaciones que van más allá de lo que taxativamente se establece en materia mercantil, a través del agregado de párrafos que establecen una contradicción interna del propio artículo en la fracción citada.

Veamos primero lo que dicen los agregados para 2014 y años subsecuentes.

Cálculo de la Responsabilidad Solidaria
La responsabilidad solidaria se calculará multiplicando el porcentaje de participación que haya tenido el socio o accionista en el capital social suscrito al momento de la causación, por la contribución omitida, en la parte que no se logre cubrir con los bienes de la empresa.

Período por el que se es responsable solidario
La responsabilidad únicamente será aplicable a los socios o accionistas que tengan o hayan tenido el control efectivo de la sociedad, respecto de las contribuciones que se hubieran causado en relación con las actividades realizadas por la sociedad cuando tenían tal calidad. En la misma fracción X se define lo que es control efectivo.

Contradicción interna de la fracción X
En el primer párrafo de la fracción X se establece la responsabilidad solidaria de los socios o accionistas, y se termina diciendo en dicho párrafo:

    • sin que la responsabilidad exceda de la participación que tenía en el capital social de la sociedad durante el período o a la fecha de que se trate.

Es decir, por disposición normativa expresa del primer párrafo de la fracción X la responsabilidad solidaria no puede exceder de la participación que el socio tenía o tiene en el capital social de la sociedad.

Pero en el agregado que se hizo a esa misma fracción para 2014 y años subsecuentes se establece un cálculo de la responsabilidad solidaria para aplicar la proporción en que al socio se le cargará “la parte que no se logre cubrir con los bienes de la empresa.”

Este agregado es contradictorio con el mandamiento establecido en el párrafo inicial de la fracción X: “… sin que la responsabilidad exceda de la participación que tenía en el capital social…” por lo que el alcance y validez de la disposición como un todo se deberá dirimir, en su caso, en los tribunales.

Criterio de los tribunales
Desde el año 2002 los tribunales han interpretado el término “participación” en el capital, en el sentido proporcional y no nominal; es decir, la reforma realizada a partir de 2014 comentada anteriormente, es precedida por una serie de criterios de tribunales que indican que el vínculo derivado de la responsabilidad solidaria en estos casos alcanza hasta la cantidad que representa la referida proporción del capital social, propiedad del socio.

Uno de los criterios más recientes, de noviembre de 2013, bajo el rubro “RESPONSABILIDAD SOLIDARIA DEL SOCIO CONFORME A LA FRACCIÓN X DEL ARTÍCULO 26 DEL CÓDIGO FISCAL DE LA FEDERACIÓN. PUEDE IR MÁS ALLÁ DE SU APORTACIÓN ECONÓMICA EN EL CAPITAL SOCIAL”, señala textualmente que “su responsabilidad solidaria (del socio) no se limita al monto original de su aportación a la sociedad, sino al porcentaje que representa su participación accionaria, en relación con el adeudo fiscal”.

Corolario
Es importante tener presente el criterio de la autoridad y de los tribunales, porque, al menos para efectos fiscales, en las SA o en las S de RL la responsabilidad de los socios no se limita a pago de sus aportaciones, sino que puede afectar el patrimonio personal ajeno a la sociedad.