182016Jul

Más cambios a la facturación electrónica: A comprobar flujos de efectivo

Implanta SAT cambios al CFDI complejos, costosos y… ¡temporales!

Los cambios a la facturación electrónica no terminan y, al parecer, apenas están comenzando. Después de la entrada en vigor de los cambios al uso del campo “Método de pago”, el Servicio de Administración Tributaria (SAT) da a conocer una nueva regla que modifica de forma considerable el esquema de facturación y comprobación de las empresas.

A través de la Regla Miscelánea 2016 2.7.1.35., publicada en el Diario Oficial de la Federación el 14 de julio de 2016, se establece la obligación de expedir, además del Comprobante Fiscal Digital por Internet (CFDI) que ampara el total de la operación, un CFDI por cada pago recibido.

Monto y método de pago
La nueva regla establece que cuando las contraprestaciones no se paguen en una sola exhibición, se emitirá un CFDI por el valor total de la operación en el momento en que ésta se realice y posteriormente se expedirá un CFDI por cada uno de los pagos que se efectúen, en el que se deberá señalar “cero pesos” en el monto total de la operación y como “método de pago” la expresión “pago” debiendo incorporar al mismo el “Complemento para pagos”.

Cabe hacer un paréntesis y resaltar una nueva confusión que de aquí se deriva: La regla señala que en “método de pago” se indique la expresión “pago”. En este punto la autoridad deberá aclarar si se refiere al “método de pago” o a la “forma de pago”, pues precisamente acaba de exigir que en el campo “método de pago” se utilicen únicamente los conceptos del catálogo de métodos de pago, el cual no contempla ningún valor que sea “pago”, por lo que da la impresión de que la autoridad se quiso referir a la “forma de pago”.

También es importante resaltar que será obligatorio el uso del “Complemento para pago”, complemento que se debe incorporar al CFDI que ampare el pago.

Como se puede ver, la autoridad está implantando un sistema de comprobación tanto de las operaciones en su totalidad, como de los flujos de efectivo al tener que documentar con CFDI cada pago.

Asignación proporcional del pago a los conceptos facturados
Siguiendo con el análisis de la nueva regla, se indica que el monto del pago se aplicará proporcionalmente a los conceptos integrados en el comprobante emitido por el valor total de la operación a que se refiere el primer párrafo de la presente regla.

Con esta indicación la autoridad parece pretender que los contribuyentes vuelvan a incluir en ese CFDI las mercancías o servicios que se amparan en el comprobante original; es decir, serán necesarias modificaciones a los sistemas de control de inventarios para que sea posible volver “facturar” mercancías a las que ya se les dio salida del almacén, con las múltiples e imprevisibles complicaciones que eso conlleve.

No resulta claro qué es lo que se intenta al indicar que el pago “se aplicará” proporcionalmente a los conceptos integrados en el comprobante; es decir, al parecer la intención es que se indique que si el pago corresponde al 20% del total, entonces que se “aplique” un 20% a cada concepto facturado. Esto resulta un tanto confuso, puesto que normalmente los pagos no se aplican a la mercancía facturada, sino a la cuenta por cobrar que se tiene a cargo del cliente. Mayor precisión será necesaria por parte de la autoridad.

CFDI de pago para pagos en una exhibición
Los contribuyentes que realicen el pago de la contraprestación en una sola exhibición, pero ésta no sea cubierta al momento de la expedición del CFDI, incluso cuando se trate de operaciones a crédito y estas se paguen totalmente en fecha posterior a la emisión del CFDI correspondiente, deberá utilizar, siempre que se trate del mismo ejercicio fiscal, el mecanismo contenido en la presente regla para reflejar el pago con el que se liquide el importe de la operación.

Lo anterior significa que al emitir el CFDI por la totalidad de la operación de forma previa al pago, se deberá emitir un CFDI en ceros al momento del pago, para amparar de esa forma dicho pago.

Regulación de la cancelación de comprobantes
Cuando ya se cuente con al menos un CFDI que incorpore el “Complemento para pagos” que acrediten que la contraprestación ha sido total o parcialmente pagada, el CFDI emitido por el total de la operación no podrá ser objeto de cancelación, las correcciones deberán realizarse mediante la emisión de CFDI de egresos por devoluciones, descuentos y bonificaciones.

Por lo que respecta a la emisión del CFDI con “Complemento para pagos”, cuando en el comprobante existan errores, éste podrá cancelarse siempre que se sustituya por otro con los datos correctos y cuando se realicen a más tardar el último día del ejercicio en que fue emitido el CFDI.

Representación impresa
Se modifica también la Regla Miscelánea 2016 2.7.1.7., que regula la representación impresa de los CFDI para agregar como requisito que tratándose de las representaciones impresas del CFDI por pagos realizados, deberán incluir la totalidad de los datos contenidos en el complemento para pagos.

Complemento para pagos
El Complemento para pagos aún no está publicado en la página del SAT, y de acuerdo con lo establecido por el Artículo Segundo Transitorio, inciso VII, la entrada en vigor de estos cambios será a los 30 días naturales después de la publicación del complemento en la página de Internet del SAT, salvo que la autoridad establezca alguna facilidad o disposición con un periodo diferente.

Cambio de índole temporal
Este esquema que plantea el SAT a través de esta regla es meramente temporal, pues como Fiscalia ya lo ha difundido en diversas ocasiones, se tiene prevista la incorporación de una nueva versión 3.3 del CFDI, que si bien contempla un esquema de comprobación similar (comprobación de flujos de efectivo), es materialmente diferente al presentado en esta regla.

Esto significa que las empresas deberán invertir recursos en hacer estos cambios que solamente servirán durante un tiempo, para que finalmente deban invertir más recursos para migrar a la versión 3.3.

Este cambio representa costos importantes para las empresas y no tendrán mayor utilidad que la de cumplir con una obligación transitoria, por lo que no parece razonable que se obligue a los contribuyentes a entrar en una compleja maraña de problemas y de altos costos para cumplir con esta nueva disposición.

Comentarios finales
Esta modificación requiere de importantes cambios tanto en los procesos administrativos de las empresas, como en los sistemas administrativos, contables y de facturación. Representa, en muchos de los casos, una gran inversión de tiempo y dinero, y será una medida meramente temporal.

Es conveniente que la autoridad reconsidere las modificaciones propuestas para evitar más costos y complicaciones a los contribuyentes.