132016Jul
Más de un ‘método de pago’ en un CFDI ¿Cómo se plasma?

Más de un ‘método de pago’ en un CFDI ¿Cómo se plasma?

Una operación puede ser liquidada con más de una forma de pago.

A partir del 15 de julio de 2016 entra en vigor la obligación de incluir en el Comprobante Fiscal Digital por Internet (CFDI) el método de pago con el que fue liquidada la operación que ampara dicho comprobante.

Como había sido informado en repetidas ocasiones por Fiscalia, hasta el 14 de julio los contribuyentes pueden indicar en su CFDI el método de pago correspondiente, para lo cual el CFDI cuenta con un campo abierto de texto en donde cada contribuyente puede incluir leyendas libres como “cheque”, “depósito”, “transferencia electrónica”, etc., según sus usos y costumbre.

Con la reforma a la Regla Miscelánea 2016 2.7.1.32., en vigor a partir del 15 de julio, cuando el contribuyente no sea elegible para aplicar la facilidad de señalar la expresión “NA” en ese campo, deben utilizar las claves del método de pago que el Servicio de Administración Tributaria (SAT) ha establecido mediante el catálogo que a continuación se reproduce:

Clave Concepto
01  Efectivo 
02  Cheque 
03  Transferencia 
04  Tarjetas de crédito 
05  Monederos electrónicos 
06  Dinero electrónico 
08  Vales de despensa 
28  Tarjeta de Débito 
29  Tarjeta de Servicio 
99  Otros 

Ahora bien, existen casos en que la operación es liquidada con más de un medio de pago, por lo que surge la interrogante de cómo es que esta información se plasmará en el CFDI.

Al respecto, el SAT ha informado a través de su página de Internet que “en caso de aplicar más de una forma de pago en una transacción, deberá seleccionarse cada una de las claves, empezando por la que corresponda a la forma con la que se liquida la mayor cantidad del pago y así sucesivamente hasta llegar al final a la forma con el que se liquida la menor cantidad del pago, separadas por una coma (,)”.

El problema que subsiste, y que no ha sido precisado por el SAT, es en una publicación la autoridad indica que lo que se va a plasmar es la clave, mientras en otra publicación indica que lo que se plasmará es la leyenda.

Esta y otras dudas hacen que los contribuyentes no tengan la certeza de la forma correcta en que deberán cumplir con esta información, por lo que aún es necesario que el SAT precise el correcto operar de este mecanismo.