12016Feb

¿Me puedo cambiar al RIF en 2016?

Confusión entre las normas y criterios que prevén la entrada al RIF.

El 7 de noviembre de 2014, la Procuraduría dela Defensa del Contribuyente (PRODECON) dio a conocer la confirmación de un criterio por parte del SAT, que establece que las personas físicas que en 2014 tributaron en el Régimen de Actividades Empresariales (RAE), podrían tributar en 2015 en el Régimen de Incorporación Fiscal (RIF).

Este criterio fue dado a conocer a través de un oficio del SAT en respuesta a un planteamiento de la PRODECON en donde ésta le pide a la autoridad fiscal confirmar dicho criterio.

Criterio en oficio
El oficio de referencia señala que los contribuyentes que en 2014 tributaron en el régimen de las personas físicas con actividades empresariales y profesionales, podrían incorporarse al régimen de incorporación fiscal en el ejercicio de 2015, siempre que durante 2014 hubieren obtenido ingresos menores a dos millones de pesos, y no hubieran realizado las actividades siguientes, que eran las que en ese ejercicio estaban restringidas:

  • Sean socios, accionistas o integrantes de personas morales, partes relacionadas o cuando exista vinculación
  • Actividades en bienes raíces, capitales o negocios inmobiliarios o actividades financieras (con excepciones)
  • Comisión, mediación, agencia, representación, correduría, consignación y distribución (con excepciones)
  • Espectáculos públicos y franquiciatarios
  • Actividades a través de fideicomisos o asociación en participación

Esta postura del SAT se basa en que “dentro de las limitantes que establece el artículo 111 de la Ley del ISR, no establece de forma expresa que los contribuyentes del Régimen de Actividades Empresariales y Profesionales se encuentren limitados a cumplir con sus obligaciones fiscales dentro de dicho régimen, por lo cual sólo se observan las limitantes a que alude el artículo en mención”. Esto se encuentra expresado textualmente en el oficio.

Condición en Miscelánea
En la Regla Miscelánea 2016 2.5.6., se establece lo siguiente:

(…) las personas físicas que durante el ejercicio fiscal de 2014 y/o el periodo comprendido del 1 de enero al 15 de noviembre de 2015 iniciaron actividades empresariales de conformidad con la Sección I del Capítulo II del Título IV de la Ley del ISR, así como las personas físicas que durante el citado ejercicio y periodo mencionado, reanudaron actividades empresariales conforme a la referida Sección, siempre y cuando en ambos casos hubieran obtenido además ingresos por arrendamiento y en general por otorgar el uso o goce temporal de bienes inmuebles, para el ejercicio fiscal 2016 podrán optar por tributar en la Sección II del Capítulo II del Título IV de la Ley del ISR, siempre que el total de los ingresos obtenidos en los ejercicios 2014 o 2015, respectivamente, no hayan excedido la cantidad de $2’000,000.00 (Dos millones de pesos 00/100 M.N.) y no se actualicen los supuestos del artículo 111, fracciones I a V de la Ley del ISR.
Lo anterior, siempre que los avisos de inicio o reanudación de actividades a que se refiere el párrafo anterior, se hayan presentado a más tardar el 15 de noviembre de 2015.

La diferencia entre lo establecido en el criterio manifestado en el oficio y lo señalado en la Miscelánea Fiscal estriba en que la Regla limita esta posibilidad únicamente para quienes hayan iniciado actividades entre el 1 de enero de 2014 y el 15 de noviembre de 2015, o las hubieran reanudado, y que hubieran, además, obtenido ingresos por arrendamiento, mientras que en el fundamento plasmado en el oficio referido anteriormente no se limita a ningún año el inicio de actividades. Inclusive la misma explicación de la autoridad expresa que el Artículo 111 de la Ley del ISR no establece tal limitante.

En este orden de ideas, el requisito de haber presentado aviso de inicio o reanudación en el plazo indicado, tampoco sería aplicable puesto que no es un requisito que establezca la Ley del ISR.

Limitante sin efectos
Se pudiera pensar que esta regla está otorgando la facilidad de pasar del RAE al RIF en 2016, y que para esto establece condiciones; sin embargo, no se debe perder de vista que, en palabras de la autoridad, es la propia Ley del ISR la que no establece ninguna limitante para cambiarse, por lo que, en este orden de ideas, independientemente de la fecha de inicio o de reanudación de actividades, cualquier contribuyente del RAE podría cambiarse al RIF en 2016.

Para esto habrá que ver qué postura se adopta a nivel operativo en el SAT; es decir, si los sistemas o funcionarios van a permitir el cambio de régimen independientemente de lo que establezca la ley, pero en todo caso, los fundamentos jurídicos están expuestos por si se requiere recurrir a alguna instancia jurisdiccional.

Ingresos por arrendamiento
El texto de la norma que establece como requisito para el cambio el que se hayan obtenido ingresos por arrendamiento no parece tener sentido, puesto que esto significaría que aquellos que no hubieran tenido ingresos por arrendamiento no podrían cambiarse al RIF aún y cuando cumplieran con el resto de los requisitos. Esto puede deberse a alguna deficiente redacción de la disposición, pero al margen de esto, y en el mismo orden de ideas expuestas anteriormente, la limitante no sería procedente al establecer requisitos no previstos en Ley.

Plazo
La Regla Miscelánea de referencia establece también que el cambio al RIF se efectuará mediante  la presentación del aviso de actualización de actividades a través de la página de Internet del SAT, a más tardar el 15 de febrero de 2016.

Comentarios finales
No se debe perder de vista que la miscelánea fiscal está estableciendo un plazo para presentar el aviso, por lo que, siendo esta una regla de procedimiento, habría que observar este plazo y reducir así la posibilidad de rechazo del trámite.