132016Ene

Pagos trimestrales de ISR para arrendadores

Se amplía a arrendadores con salarios e intereses, tratándose de casa habitación.

El Artículo 116 de la Ley del Impuesto sobre la Renta (ISR), en su tercer párrafo, establece la posibilidad para quienes únicamente obtengan ingresos por arrendamiento, cuyo monto mensual no exceda de diez salarios mínimos generales vigentes en el Distrito Federal elevados al mes, de efectuar los pagos provisionales de forma trimestral.

Como puede observarse, esta facilidad aplica únicamente a quienes “únicamente” obtengan ingresos por arrendamiento. En este entendido un arrendador que cuyos ingresos se ubicaran dentro del parámetro indicado, pero que tuviera además ingresos por salarios (por ejemplo), no podría aplicar tal facilidad.

A partir de 2016, con la incorporación de la Regla Miscelánea 3.14.2., se extiende esta facilidad a las personas con ingresos por arrendamiento de casa habitación, sueldos y salarios e intereses, de efectuar pagos provisionales trimestrales del ISR por arrendamiento.

No hay una explicación del porqué esta facilidad aplica únicamente a los arrendadores de casa habitación y no a los que arrendan otro tipo de bien, sobre todo si se considera que la facilidad original prevista en Ley no hace este distingo; sin embargo, la regla es clara al indicar que aplica únicamente a arrendadores de casa habitación.

La regla en cuestión se transcribe a continuación.

3.14.2.  Para los efectos de los artículos 27 del CFF; 29, fracción VII y 30, fracción V, inciso d) del Reglamento del CFF, los contribuyentes que de acuerdo a lo establecido en el artículo 116, tercer párrafo de la Ley del ISR, perciban ingresos por arrendamiento de casa habitación y además obtengan ingresos por sueldos o salarios, asimilados a salarios o ingresos por intereses, podrán optar por efectuar pagos provisionales trimestrales del ISR por arrendamiento de casa habitación, siendo la autoridad la encargada de actualizar la obligación, con base en la primera declaración provisional del ISR del ejercicio fiscal de 2016.

Otro punto a considerar es que no será necesario presentar ningún aviso al Registro Federal de Contribuyentes, pues será el SAT quien efectúe la actualización de obligación una vez que se presente la primera declaración del ejercicio 2016.

Por lo anterior, quienes se ubiquen en esta situación podrán gozar de una facilidad a partir de 2016.